Pequeños cambios, GRANDES resultados

Pequeños cambios, GRANDES resultados

Incluye estos cambios de manera gradual a tu vida diaria y disfruta de los beneficios.

 

Al despertar: Consume 2 vasos de agua. Cuando tu cuerpo recibe agua como primer nutriente se obtienen grandes beneficios entre ellos, terminar la eliminación nocturna de toxinas que hace tu cuerpo al dormir, reduce la acidez estomacal, protege órganos e hidrata a nivel celular, contribuye a regular tu temperatura corporal, favorece el transporte de nutrientes y de oxígeno a las células, mejora la digestión.
Aceite de coco: ¿sufres de estreñimiento, o tiene tiempo que no te desparasitas? Una forma de ir limpiando tu organismo es consumiendo una cucharadita de aceite de coco en ayunas, después de tu vaso con agua.
Cambio tus edulcorantes artificiales: Sustituye los edulcorantes artificiales por endulzantes saludables como stevia, fíjate que sea color verde, ya que todavía conserva sus propiedades.
Alimentos de origen animal: únete al LUNES SIN CARNE y deja que tu cuerpo descanse de las proteínas animales.
HOJAS VERDES: Incluye verduras de hoja verde durante tus comidas e incluso en tus jugos y/o licuados, tendrás un gran aporte de vitaminas y minerales, así como un cabello saludable.
LECHADAS VEGETALES: son ricas en proteínas vegetales, vitaminas y minerales.

#NutribelaHealthy